Follow by Email

domingo, 17 de marzo de 2013

¿Cómo afecta a mi hijo la excesiva protección?

Hace menos de 40 años, en nuestra sociedad imperaba un régimen excesivamente totalitario cuyos principales pilares eran el miedo y el respeto a la autoridad sin cuestionar en absoluto las normas. 
La mayoría de las familias adoptaban en su seno estilos educativos autoritarios que en mayor o menor medida seguían valores similares, con independencia de las ideologías políticas de cada uno. 

Las personas que en esta época sufrieron tal clase de educación junto con las carencias en la satisfacción de sus necesidades básicas, se vieron profundamente marcadas, hasta el punto de estar convencidas de que NUNCA, harían pasar a sus hijos por lo que ellos se vieron obligados a experimentar. 

Cuando estos niños y adolescentes se hicieron adultos y formaron una familia se esforzaron en poner en práctica tal convencimiento y en su empeño por que sus pequeños no sufrieran los infortunios que ellos experimentaron, se situaron en un estilo educativo totalmente opuesto al autoritario: el sobreprotector.

En la actualidad se están observando los efectos que en los menores está causando esta otra forma de entender la educación. Repetidamente escuchamos que no debemos dar todo a nuestros hijos, que no es bueno sobreprotegerlos, sin embargo muchos padres y madres se plantearán:...

"¿De que forma puede perjudicar a un hijo que su padre le de todo lo que esté a su alcance?
¿Cómo puede ser perjudicial para él que cubra sus necesidades?"

Cuando un padre o una madre proporciona a su hijo todo tipo de estímulos y gratificaciones, sin que éste aun se las haya planteado o soluciona sus problemas evitándole cualquier situación que pueda resultar embarazosa o costosa para él o ella, al mismo tiempo le está enseñando que no necesita esforzarse para conseguir las cosas, que no necesita enfrentarse a las dificultades ya que éstas acaban siendo resueltas por sus padres. 

Los niños, en la época en la que forjan su personalidad y comienzan a entender como funciona el mundo en el que viven, aprenden:
  • Que los demás están para servirlos y cumplir sus deseos
  • Que ellos no tienen ningún tipo de responsabilidad por lo que hagan por lo que no tendrán la capacidad de aprender de los errores.
  • No tendrán la oportunidad de comprobar que son capaces de resolver los problemas por sí mismos, aspecto que les acarreará un sentimiento de inseguridad y baja autoestima que les acompañará en algunos casos por el resto de su vida. 
  • Les resultará muy difícil lidiar con la frustración 
  • No tendrán la capacidad de motivarse con las recompensas a largo plazo ya que han aprendido que cuando exigen algo sus padres se lo consiguen de forma inmediata, no teniendo la oportunidad de sentir la frustración de no conseguir algo inmediatamente y comprobar que tras el esfuerzo y sacrificio la recompensa final puede ser mayor.
Con estas "herramientas", ¿Como creen que se van a adaptar a la vida de adulto?
  • Serán personas que no conciben que se tengan que esforzar para conseguir cualquier cosa, por lo tanto, con gran probabilidad, fracasen en tanto en los estudios como en el trabajo ya que ambos requieren grandes dosis de esfuerzo y sacrificio: ¿Como se ganarán la vida?
  • Necesitarán recompensas inmediatas, abandonarán todo aquello que les cause el mínimo grado de malestar o que requiera esfuerzo: ¿Cómo mantendrán los amigos? ¿Y una relación de pareja? ¿Cómo se relacionarán con sus vecinos?...
  • Al no estar acostumbrados a tolerar la frustración y tener que enfrentarse a las diversas circunstancias en las que no se consigue aquello que se desea de forma inmediata aparecerán con gran probabilidad grandes dosis de agresividad acompañados de sentimientos de impotencia. ¿Qué ocurrirá cuando la chica que le gusta lo rechaza? 
  • ¿Qué ocurrirá cuando las necesidades de nuestro hijo no se limiten a comprar unas chucherías o a cargarlo en brazos? Llegará un momento en el que no se podrán cubrir todos los deseos y con total seguridad continuará exigiéndolos.
  • Si pensamos que el mayor atractivo de las drogas es su capacidad para ofrecer satisfacción inmediata y evadirse de las dificultades al instante, ¿Cómo podrán resistirse ante ellas si no poseen las únicas armas con las que se les puede hacer frente? Tolerancia a la frustración, capacidad de obviar las satisfacciones inmediatas y centrarse en las recompensas y riesgos a largo plazo. 
Podría continuar enumerando dificultades a las que se deberían enfrentar las personas que han sido educadas bajo un estilo educativo demasiado sobreprotector aunque supongo que con lo señalado será suficiente para entender que los niños necesitan algo más que cariño y protección. 
Si queremos que nuestros hijos sean capaces de enfrentarse a las dificultades que conlleva la vida en sociedad, además de cubrir sus necesidades básicas y aportarle cariño deberemos:
  • Decirle NO, permitirles que experimenten la frustración y permitirles que lloren.
  • Darles la oportunidad de que se sacrifiquen para conseguir las cosas y puedan comprobar la satisfacción que se siente al conseguir algo en lo que se han esforzado.
  • Ofrecerles una estructura de normas a las que se deben someter aunque no les guste para que tengan algo a lo que agarrarse en los momentos de crisis en los que se encuentren perdidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario